Lesión Tendón Extensor Mano

Post Recientes

Tienes alguna Pregunta?

Te ofrecemos soluciones anti-edad de alta tecnología, con la mejor calidad y excelencia en productos para tu piel.

Las heridas en el dorso de la mano son muy comunes al utilizar herramientas cortantes como un cuchillo. Solemos verlas en el dorso de los dedos de la mano no-dominante debido a que habitualmente el cuchillo es utilizado con la mano dominante. Muy típicas las heridas “cortando jamón” en dorso del pulgar o del dedo índice, o pelando fruta, retirando el plástico para descorchar una botella… haciendo bricolaje.

Son heridas que no podemos banalizar y que debemos explorar de manera adecuada porque a veces esconden una lesión en los tendones (que no nos engañe la limpieza de estos cortes y a veces el poco sangrado). En esos casos hay que reparar el tendón y colocar una férula, a cargo de un cirujano especializado.

Cuando la lesión es completa el paciente suele tener dificultad parcial o total para extender el dedo, además de tener una postura en «dedo caído».

Cuidado porque a veces el paciente mueve perfectamente el dedo lesionado. En esos casos hay que pensar en una lesión parcial del tendón y también debemos repararlo para evitar deformidades o roturas espontaneas en el futuro. Por ello estas heridas sospechosas hay que explorarlas bien para buscar lesiones tendinosas, no olvidemos que los tendones extensores están muy superficiales y se seccionan fácilmente.

Estas lesiones tendinosas, si se tratan adecuadamente, tienen muy buen pronóstico, aunque precisarán llevar una férula inmovilizadora al menos tres semanas.

Tags :
Dermatologia
Comparte: